El Arte de Vender

Vender es una ciencia que obedece a un conjunto de procesos sistémicos basados en la satisfacción de necesidades; pero tambien es un arte, que responde a nuestra capacidad social, de cohesionar relaciones interpersonales y generar soluciones al entorno que nos rodea.

Vender es una ciencia compleja, interesante y muy útil, ya que hoy en día no podemos ejercer ninguna profesión exitosamente si no sabemos vender, y además como arte, en muchas ocasiones lo vemos aplicado en las diferentes facetas de nuestras vidas.

Si quieres emprender un negocio esperando que este sea exitoso, no tienes alternativa, debes vender y hacerlo bien, esto no está en discusión, y no hay equipo de ventas que supere la capacidad comercial de un CEO, sobre todo si este es exitoso.

Hoy quiero compartirles un poco de los conocimientos que he adquirido sobre cómo vender.

img-post-ventas

Para empezar hay par partir de la base que  un empresario es la persona que a cambio de dinero le resuelve los problemas a las demás personas

Y que  un vendedor es una persona que a cambio de una comisión resuelve los problemas de otras personas.

Y… ¿para qué nos sirven estos conceptos? Pues es que muchas veces pensamos que un empresario es un vendedor, y no es así, pues son conceptos totalmente diferentes.

Ahora sí, vamos a lo que queríamos.

1.  Crea confianza

Una de las cosas más importantes a la hora de vender, es causar una impresión favorable a la primera vez de vernos con nuestro cliente, ya que si no causamos este buen impacto, será muy difícil que la persona con la que estamos negociando, se sienta comoda.

2. Escuchalo y entiéndelo

Después de garantizar que nuestro cliente este a gusto y que nuestra imagen le generá confianza, lo mejor que debemos hacer es escucharlo;  dejarlo que explique lo que desea y los problemas que le aquejan, esto con el propósito de entender sus necesidades. Pero no es solo esto, también debemos observar cuidadosamente las expresiones fisicas que nuestro cliente tenga, ya que muchas veces se expresa más con gestos que con palabras. Por eso hay que saberlo leer e interpretarlo. El objetivo en esta etapa es entender lo que el cliente realmente necesita.

3. Muestrale soluciones, no productos

Una vez tengamos claro lo que realmente necesita, diseñemos soluciones efectivas a partir de nuestors productos, y mostremole que le entendemos y podemos ayudarle.

Al momento de hablar no preguntemos cosas que confundan al cliente…. EJEMPLO: ¿ESTA USTED SATISFECHO CON LAS VENTAS QUE GENERA SU NEGOCIO? Más bien podemos preguntar,  por lo que he sabido usted ha utilizado tales productos/servicios… ¿le gustaría que algo en particular fuera diferente a partir de ahora? (no es bueno saturar al cliente con preguntas, ni empecezar preguntando inmediatamente antes de conocer sus necesidades).

Además ten en cuenta:

  • Ahora bien cuando un cliente compra algún producto o servicio en realidad está comprando emociones. Pues entonces es bueno que experimenten con los cinco sentidos nuestro producto. Además los detalles marcan la diferencia, y a la hora de vender no hay nada más gratificante para el cliente que encontrarse con un regalo que no esperaba, esto en la personas genera un interés mayor en nuestra marca y hace que le guste más algo.
  • También podemos sorprender a nuestro cliente resolviendo su problema más complicado, al que no han podido encontrar solución, de esa forma nuestro cliente verá nuestra capacidad de solución y la efectivdad de nuestros productos o servicios.

Finalmente, Fideliza

Después de que nuestro cliente tenga el producto o servicio en la mano, no nos conformemos con eso, siempre busquemos más que satisfacción, ósea busquemos que nuestro cliente regrese, y que nos siga comprando, acuérdate que hay un dicho que dice que un cliente satisfecho se lo dice a dos o tres personas, en cambio uno insatisfecho se lo hará saber a 10 personas. Comunícate con tus clientes después de concretada la venta, y ofrécele en su correo de envió del producto  promociones para que regrese y nuevamente nos compre.

La importancia de esto puntos, radica en el empeño que le metas a nuestro negocio, y recuerda que el cliente siempre tiene la razón aunque no la tenga, y que sobre todas las cosas la amabilidad  y el buen servicio están de primeros.

@Leidydi75

infografia-ventas-3

Si te gustó… Suscribete Ahora!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *